¿Quién dijo que una cocina ha de ser aburrida? Una cocina puede llenarse de vida fácilmente y sin necesidad de que lo hagamos con costosas reformas.

Un método muy sencillo para decorar tu cocina sería pintando las paredes de la cocina con diversos colores alegres, como tonos del rojo, verde y amarillo, que hagan de la misma un sitio más divertido.

Otra manera de hacer que la cocina se vea más alegre es decorar los utensilios de cocina, podemos añadirles dibujos o pintar parte de estos utensilios para darle algo más de vida a la hora de cocinar.

El colorear se puede aplicar a cualquier zona de la cocina, tanto a los utensilios como a las paredes y los muebles, de esta manera conseguiremos tener un mismo diseño en toda la cocina pero que no parezca aburrido, sino que ayude a que nuestros momentos cocinando sean más alegres.

No olvides el disponer de un rincón para las especias muy alegre, que no se te olvide echarle estas especias a la comida para que la alegría de tu cocina también pase a la comida. Para albergar las especias se puede utilizar un estante o un “multi-recipiente” que también puede ser decorado a nuestro gusto.

Author

Escribir un comentario