El blanco es un color muy simple y que representa a la tranquilidad, a la calidez y a todos esos tonos claros con los cuales se puede decorar un cuarto o un ambiente de nuestro hogar.

Si a la hora de elegir el color para nuestro dormitorio elegimos el blanco, nos encontramos ante un color muy práctico y sencillo que le da al mismo un tono fresco pero a la vez cálido, dependiendo de la combinación de colores que utilicemos. Por eso, vamos a presentar diferentes dormitorios decorados con blanco para demostrar las diversas combinaciones que se pueden lograr.

En este caso podemos ver un cuarto cálidamente decorado con una combinación de blanco y un fucsia, junto con toques de turquesa y pistacho. Permiten lograr un dormitorio bastante femenino y fresco.

Este dormitorio combina los elementos con tonos en azul y el infaltable blanco. Uno combinación de colores perfecta para la habitación de un niño, sea cual sea su edad.

Con tonos celestes combinados con el blanco, en este dormitorio podemos ver una armonía maravillosa lograda no solamente por la correcta combinación de colores, sino también por la correcta elección de los muebles y sus colores.

En definitiva, la cantidad de combinaciones que podemos hacer con el blanco es infinita ya que es un color que pega con cualquier otro, siempre logrando diferentes acabados que se adaptan a nuestros gustos y necesidades.

Author

Escribir un comentario